Esteu aquí

portal libertario oaca

Subscribe to Canal portal libertario oaca
RSS del Portal Libertario OACA
Actualitzat: fa 16 minuts 38 segons

[Radio] La Contratertulia: Entrevista con Miguel Amorós

Dll, 16/10/2017 - 19:41

Nuevo programa de La Contratertulia en Radio ELA, en esta ocasión se conversa durante una hora con Miguel Amorós sobre el espectáculo catalán. Amorós es historiador y escritor anarquista nacido en Valencia.

DESCARGA MP3 82.4 MB

http://www.radioela.org/La-Contratertulia-No-170.html


Read more ...
Categories: Contra-info

¿Hamburguesa McVegetal? Día Mundial Anti McDonald´s

Dll, 16/10/2017 - 14:52

Hoy, día 16 de octubre, es el Día Internacional contra McDonald´s.  La razón de por que hoy, lo explica un poco aquí. Personalmente nunca he terminado de entender esto de “los Días Internacionales de…”, como si por ejemplo, hoy estas en contra del McDonald´s pero el resto de días no. Y que decir tiene de las fechas inventadas por el capitalismo/cristianismo  para potenciar eso, el capitalismo y el consumismo, como puede ser el Día de San Valentín, el Día de la Madre o el Padre,… Y luego están las fechas históricas que algún día significaron algo, una jornada de lucha, pero hoy muy desgraciadamente están alejadas de cualquier reivindicación, y se han convertido en un mero día festivo más, o en un pasacalles sin contenido. Hablo como ya se habrán imaginado de fechas como el Día del Orgullo LGTBI (28 de junio), o el anteriormente llamado Día De La Lucha Obrera, hoy “Fiesta del trabajo” (1 de Mayo), uniendo así dos términos absolutamente incompatibles; fiesta y trabajo.  ¿Cuánta gente sabe realmente que se conmemora en fechas como esas?

Afortunadamente quedan fechas internacionales e históricas que siguen reteniendo esa jornada de lucha, reivindicación, protesta, y que es muy importante conservar esa actitud original, sin olvidar, como he dicho anteriormente, el resto de días del año. Como puede ser el Día Internacional del Veganismo (1 de noviembre), o el Día de la Mujer (8 de marzo).  Aprovecho para recordar que este año, el Día Internacional del Veganismo se une a una Semana Internacional de Acción Antiespecista, del 30 de octubre al 5 de noviembre, en donde se invita a realizar movilizaciones, boicot, difusión, charlas,… Y en Madrid habrá por tercer año consecutivo, la manifestación antiespecista, en este caso, será el 4 de noviembre (Más información aquí).

Pero volviendo al tema que nos atañe en este momento, me parece cuanto menos curioso que la crítica contra el McDonalds sea principalmente el daño al ecosistema ( la acusan de deforestar miles de hectáreas de la Amazonía anualmente e impedir su regeneración, de desplazar a pueblos indígenas y de destruir especies. Le reprochan también la práctica de una agricultura intensiva basada en el uso de productos químicos), explotación laboral, el abuso infantil, y enfermar a humanos. Reivindicaciones que estoy absolutamente de acuerdo y comparto, como no podía ser de otra manera. Pero lo que no estoy nada de acuerdo es que el tema principal, el más grave y cruel de todos (si, aunque parezca mentira, incurren en otro tema aún mas grave y cruel que los anteriormente expuestos), la crítica hacia la explotación, esclavitud, torturas y genocidio de animales no humanos que realiza esta empresa, no pasa a ser ni siquiera un tema secundario, quedándose en una simple critica superficial a la ganadería que practican, como si hubiera algún tipo de ganadería que no llevara discriminación al diferente, supremacismo humano, convertir a personas (no humanas) en meros objetos de propiedad, explotación, esclavitud, asesinato,… Desgraciadamente nada nuevo bajo el sol.

Por mi parte, quiero aprovechar esta onomástica para recordarles a aquellxs supuestxs vegan que aplauden que una empresa como McDonald´s  entre tanto genocidio, muerte, sangre, explotación de todo tipo, destrozo del ecosistema y por lo tanto de millones de personas humanas o no, tengan una hamburguesa vegetal, cuando hasta en sus propias papas fritas hay explotación y muerte animal, es apoyar al McDonald´s. Y apoyar al McDonald´s es apoyar todo esto y mucho más que es a lo que se dedica esta empresa. Por lo tanto, como debería ser obvio, apoyar al McDonalds no puede ser ni nunca sera, una acción vegan, antiespecista, por la liberación animal, ecologista, en defensa del Planeta, solidaria, empatica, ponerse del lado de lxs más oprimidxs,…sino todo lo contrario, por mucha soja que lleve una de sus crueles hamburguesas.

También aprovecho esta fecha para ilustrar con un documental de apenas 20 min absolutamente necesarios sobre el tema. Más Allá De La Hamburguesa. Si aún eres cliente de esta empresa o colaboras o apoyas de una manera u otra cualquier acción o producto viniendo de ella, imprescindible que no dejes de echarles un vistazo.

Por último quiero recordar que como ya saben el problema de fondo no es el McDonald´s. Esta u esta otra hamburguesería. Como si Burguer King o cualquier otra empresa que participe en el mayor genocidio de la historia, esclavitud, explotación y tortura de los mas inocentes, fuera mejor una que otra. El problema no es ese. El problema es el propio especismo, el antropocentismo. Y la solución, la liberación animal y de La Tierra, con un primer paso hacia ella; el hacerte vegan si aun no lo eres, y el activismo en defensa de lxs mas oprimidxs e inocentes.

http://www.youtube.com/watch?v=RUftlme_EtU

https://elrebenke.wordpress.com/2017/10/16/hamburguesa-mcvegetal-dia-internacional-anti-mcdonalds/


Read more ...
Categories: Contra-info

Andalucía: el inmenso poder de Clínicas Pascual S.A. dentro del Servicio Andaluz de Salud

Dg, 15/10/2017 - 23:26

Andalucía ha llevado a cabo en las últimas décadas, y bajo gobiernos de PSOE e IU, procesos de privatización de la sanidad, más sibilinos que en otras comunidades autónomas, pero privatización al fin y al cabo.

En el ámbito hospitalario se ha utilizado un modelo muy perverso, que podríamos denominar de “cesión” de localidades y barrios enteros a empresas privadas, para que sean ellas las que presten la asistencia sanitaria de la seguridad social.

La estrategia ha sido la de no construir hospitales “públicos” en estas zonas, lo que ha dejado el campo abierto a las empresas privadas para que ocupen ese espacio y construyan hospitales privados (solo en la provincia de Cádiz hay tres centros: Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y Villamartín). A continuación se concierta la asistencia sanitaria de la población “cautiva” de esas localidades con esas empresas privadas de forma indefinida como ha demostrado la realidad en estas décadas. No es en sí un modelo de concesión de obra pública o administrativa por 20-30 años como es el caso del proceso de privatización puesto en marcha en otras comunidades del estado, sino que es una concesión, en la práctica “indefinida”, ya que subsisten las razones que la han permitido: la inexistencia de centros construidos por la Administración.

La principal empresa beneficiaria, de la que llevamos décadas escuchando que mantiene “excelentes relaciones” con el PSOE, es Clínicas Pascual. Y estas “excelentes relaciones” han quedado de nuevo demostradas: ante la no renovación del concierto para prestar asistencia sanitaria a la población de las localidades gaditanas de El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y Villamartín, Clínicas Pascual puso en marcha una campaña publicitaria para presionar al Servicio Andaluz de Salud (SAS), para forzarle a renovar el concierto. La campaña consistía en publicidad engañosa ofreciendo "reducir rápidamente los tiempos de espera" de aquellos pacientes en lista de espera del SAS, cuando en ese momento no existía concierto alguno. Concierto que finalmente fue suscrito, por un importe de 380 millones de euros, para la atención durante cuatro años en los hospitales de la empresa en El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y Villamartín.

A pesar de que FACUA denunció el asunto, y la propia Delegación Territorial en Cádiz de la Consejería de Salud calificó de "inadmisible" la propaganda, e instó a Clínicas Pascual a retirarla (lo que no hicieron), la Consejería de Salud ha terminado archivando las actuaciones contra el grupo y ha desestimado la solicitud de FACUA de abrir expediente sancionador a la empresa.

Enlace web CAS.


Read more ...
Categories: Contra-info

Sindicalismo y anarquismo (1925) - Malatesta y López Arango

Dg, 15/10/2017 - 19:35

En 1925, Errico Malatesta escribía para Pensiero e Volontà sobre la actitud de los anarquistas hacia el sindicalismo. Un par de meses más tarde Emilio López Arango respondía a las opiniones de, en sus palabras, el "viejo maestro" en el Suplemento La Protesta de Buenos Aires. Reproducimos aquí ambos textos igualmente titulados: primero, Malatesta; luego, López Arango.

* La "nota final" de Malatesta a la que se refiere López Arango en su artículo no aparece en el texto disponible y puede haber sido reproducida originalmente en el periódico. 

** Gran parte del texto de Malatesta aparece en la compilación de Vernon Richards, "Malatesta, pensamiento y acción revolucionarios" (pág. 119-122), pero hemos completado y corregido la traducción por no corresponder fielmente a la versión de "The Method of Freedom: An Errico Malatesta Reader" y puesto que varias frases de esa primera traducción parecen desorientar el sentido del texto.

Transcripción, traducción, revisión y edición: @rebeldealegre

---

Sindicalismo y Anarquismo - Malatesta1

El tema de la relación entre el movimiento obrero y los partidos progresivos es antiguo e interminable. Este asunto aun es, sin embargo, y seguirá siendo de interés mientras exista, por un lado, una gran porción de las masas atormentadas por necesidades insatisfechas e incitada por aspiraciones, a ratos ardientes, pero siempre vagas e indefinidas, a una mejor vida, y, por otro, personas y partidos políticos que, teniendo una visión particular de una mejor forma de sociedad y de los mejores medios para establecerla, se esfuerzan por obtener el consentimiento de las masas, cuyo apoyo es necesario para la realización de sus proyectos. Este tema es de mayor importancia todavía ahora que, tras las catástrofes traídas por la guerra y sus secuelas, todos se preparan, aunque sea sólo espiritualmente, para un resurgimiento de la actividad que ha de seguir a la caída de tiranías aún beligerantes aunque ya inestables.2

Es por esto que trataré de mostrar con claridad cuál, en mi opinión, debiese ser la actitud de los anarquistas hacia las organizaciones obreras.

Yo no creo que, hoy, exista aún entre nosotros alguien que niegue la utilidad y necesidad de la organización obrera como un medio de mejoramiento material y moral de las masas, como un fértil campo para la propaganda y como una fuerza indispensable para la transformación social a la que apuntamos. Ya nadie duda de la importancia de la organización obrera, que nos importa a nosotros los anarquistas más que a nadie, pues nosotros creemos que el nuevo orden social no debe y no puede ser impuesto a la fuerza por un nuevo gobierno, sino que debe necesariamente resultar del esfuerzo libre y concertado de todos. Más aún, el movimiento obrero es hoy un hecho poderosa y universalmente establecido; luchar contra él sería darle la mano a los opresores, ignorarlo sería quedarse fuera de la vida del pueblo y condenarse por siempre a la impotencia.

Aún así, aunque todos, o casi todos, concordamos en cuanto a la utilidad y necesidad de que los anarquistas asuman una parte activa en el movimiento obrero, actuando de iniciadores y de soporte, sin embargo, no concordamos en cuanto a la forma, las condiciones y los límites de dicha participación.

Muchos compañeros aspiran a fusionar el movimiento obrero y el movimiento anarquista; y donde pueden, como por ejemplo en España y en la Argentina e incluso un poco en Italia, en Francia, en Alemania, etcétera, intentan dar a las organizaciones obreras un programa netamente anarquista. Son los compañeros que se denominan “anarco–sindicalistas”, o aquellos que, uniéndose con otros que en realidad no son anarquistas, toman el nombre de “sindicalistas revolucionarios”.

Es necesario explicar qué se entiende por “sindicalismo”.

Si se trata de la "sociedad futura" deseada, es decir, si por "sindicalismo" se entiende la forma de organización social que ha de sustituir a la sociedad capitalista y al Estado, entonces, o "sindicalismo" es lo mismo que "anarquía", y no es más que una palabra que confunde, o es algo distinto a la "anarquía" y, por esta misma razón, no puede ser aceptado por los anarquistas. De hecho, entre las diversas ideas y planes respecto a la sociedad futura, como son expuestas por este o aquel sindicalista, hay algunas ideas y planes auténticamente anarquistas, pero otras están simplemente duplicando, bajo distintos nombres y con distintas modalidades, la misma estructura autoritaria que hoy causa los males que deploramos; y, por lo tanto, no tienen nada que ver con la "anarquía".

Pero no pretendo ocuparme aquí del sindicalismo como sistema social, puesto que, como tal, no puede tener valor en determinar la acción actual de los anarquistas respecto al movimiento obrero.

De lo que nos ocupamos aquí, es del movimiento obrero bajo un Estado y un régimen capitalista; y, bajo el nombre de "sindicalismo" se incluyen todas las organizaciones obreras, todos los sindicatos creados para resistir a la opresión de los patrones y disminuir o, si es posible, acabar con la explotación del trabajo humano por parte de quienes detentan las materias primas y los instrumentos de trabajo. 

Ahora bien, yo digo que esas organizaciones no pueden ser anárquicas y que no es correcto pretender que lo sean, porque si así fuese no servirían a su fin y ya no podrían utilizarse para los fines que los anarquistas tienen al participar en ellos.

Los sindicatos están hechos para defender, hoy, los intereses actuales de los trabajadores y para mejorar su situación tanto como sea posible hasta que estén en condiciones de hacer la revolución social que transformará a los actuales esclavos del salario en trabajadores libres, libremente asociados en beneficio de todos.

Para que el sindicato pueda servir a su propio fin y, al mismo tiempo, ser un medio de educación y un campo de propaganda que tienda a causar una transformación social futura radical, es necesario que incluya a todos los trabajadores, o por lo menos a todos los que aspiren a mejorar sus condiciones de vida y que les permita ofrecer alguna forma de resistencia contra los patrones.

¿Hemos de esperar a que todos los trabajadores se vuelvan anarquistas antes de invitarlos a organizarse y antes de aceptarlos como miembros de las organizaciones, invirtiendo así el orden natural de la propaganda y del desarrollo psicológico de los individuos — organizando la resistencia cuando la resistencia ya no es necesaria, porque las masas serían ya capaces de hacer la revolución? 

En este caso un sindicato sería lo mismo que un grupo anarquista y seguiría sin poder ya sea obtener mejores condiciones ni de llevar a cabo la revolución. ¿O queremos un programa anarquista escrito en papel y estar satisfechos con una adhesión formal e inconsciente a sus principios, y reunir así gente que seguiría como un rebaño a los organizadores, dispuesto a dispersarse o pasarse al enemigo cuando surja la primera ocasión de mostrar que son anarquistas en serio?

El sindicalismo (me refiero al "sindicalismo práctico" y no al "sindicalismo teórico", del que cada uno tiene una concepción distinta) es reformista por su misma naturaleza. Todo lo que se puede esperar de él es que las reformas que pretende y consigue sean tales y que las obtenga de modo que sirvan para la educación y la preparación revolucionaria y dejen la puerta abierta a demandas cada vez mayores.

Toda fusión o confusión entre el movimiento anarquista y revolucionario y el movimiento sindicalista resulta en volver impotente al sindicato para su finalidad específica, o en atenuar, falsear y aniquilar el espíritu del anarquismo.

Un sindicato puede fundarse con un programa socialista, revolucionario o anarquista y, de hecho, las diversas organizaciones obreras generalmente nacen con esos programas. Pero permanecen fieles al programa mientras sean débiles e impotentes, es decir, mientras sean grupos de propaganda iniciados y animados por unos pocos individuos entusiastas y convencidos en vez de organismos aptos para una acción eficaz. Luego, a medida que logran atraer a las masas a su seno y adquirir la fuerza suficiente para exigir e imponer mejoramientos, el programa original se transforma en una fórmula vacía de la cual ya nadie se preocupa; las tácticas se adaptan a las necesidades contingentes, y los entusiastas de la primera hora se adaptan ellos mismos o deben ceder su lugar a los hombres “prácticos”, que se preocupan del hoy sin que les interese el mañana.

Ciertamente, hay compañeros que, aun estando en las primeras filas del movimiento sindical siguen siendo sincera y entusiastamente anarquistas. Así como hay organizaciones obreras que se inspiran en las ideas anarquistas. Pero sería una crítica demasiado fácil ir buscando los mil casos en que aquellos hombres y organizaciones actúan, en la práctica cotidiana, en contradicción con las ideas anarquistas. Una necesidad lamentable, ¡lo admitimos! No puede uno actuar puramente como anarquista cuando se está obligado a negociar con los patrones y las autoridades; no puede uno dejar que las masas procedan por sí mismas cuando se rehúsan a hacerlo y piden, exigen jefes. Pero ¿por qué confundir el anarquismo con lo que no es anarquismo; y por qué asumir nosotros, en cuanto anarquistas, la responsabilidad de los compromisos vueltos necesarios justamente por el hecho de que la masa no es anarquista ni siquiera aunque haya escrito un programa anarquista en la creación de sus organizaciones?

* * *

A mi parecer los anarquistas no debiesen querer que los sindicatos sean anarquistas; pero deben actuar en su seno en favor de los fines anarquistas, como individuos, como grupos y como federaciones de grupos. De la misma manera en que existen, o en que deberían existir grupos de estudio y de discusión, grupos para la propaganda escrita u oral en medio del público, grupos cooperativos, grupos que actúan en las oficinas, en el campo, en los cuarteles, en las escuelas, etcétera, también se deberían formar grupos especiales en las diversas organizaciones interesadas en la lucha de clases.

Naturalmente, el ideal sería que todos fueran anarquistas y que las organizaciones funcionaran de una manera anárquica; pero está claro que entonces no sería necesario organizarse para la lucha contra los patrones, porque ya no los habría. Vistas las circunstancias tal cual son, visto el grado de desarrollo de las masas en medio de las cuales se trabaja, los grupos anarquistas no deberían pretender que las organizaciones actuaran como si fueran anarquistas, sino que deberían esforzarse para que éstas se aproximaran lo más posible a la táctica anarquista. Si, por el bien de la vida y las necesidades de la organización, encuentran que es realmente necesario transigir, ceder, y tener contacto impuro con la autoridad y con los patrones, que así se haga; pero que lo hagan otros y no los anarquistas, cuya misión es la de mostrar las insuficiencias y la precariedad de todas las mejoras que se pueden obtener en el régimen capitalista y de impulsar a la lucha hacia soluciones cada vez más radicales.

Los anarquistas en los sindicatos deberían luchar para que éstos permanezcan abiertos a todos los trabajadores, cualquiera sea su opinión y partido, con la sola condición de la solidaridad en la lucha contra los patrones. Los anarquistas debiesen oponerse al estrecho espíritu corporativo y a cualquier pretensión de monopolizar las organizaciones y el trabajo. Debiesen prevenir que los miembros de los sindicatos sirvan de instrumentos en manos de los políticos para fines electorales u otros propósitos autoritarios; debiesen predicar y practicar la acción directa, la descentralización, la autonomía, la libre iniciativa; debiesen esforzarse por que los miembros de los sindicatos participen directamente en la vida de las organizaciones sin necesidad de líderes ni de funcionarios
permanentes.

Debiesen, en síntesis, seguir siendo anarquistas, mantenerse siempre en contacto con los anarquistas y recordar que las organizaciones obreras no constituyen el fin sino simplemente uno de varios medios, por importante que sea, para preparar el advenimiento de la anarquía.

Notas:

1 The Road to Freedom (Stelton, NJ) 1, no. 12 (octubre de 1925). Originalmente publicado como "Sindacalismo e anarchismo", Pensiero e Volontà (Roma) 2, no. 6 (16 de abril-16 de mayo de 1925). Al castellano: traducción completada y revisada desde "Malatesta, pensamiento y acción revolucionarios" (Vernon Richards, p. 19-122)

2 Se ha de recordar que Malatesta escribe bajo el yugo del fascismo. Varios de los números anteriores del periódico habían sido incautados. Por ende está forzado a usar un lenguaje vago y evitar toda referencia directa al fascismo. 

Sindicalismo y Anarquismo - López Arango

Suplemento semanal La Protesta, 13 de julio de 1925

Traducido de Pensiero e Volontá, de Roma, se publicó en estas mismas columnas un artículo del compañero Malatesta que trata de la relación, que en la teoría y en los hechos, pueda existir dentro del anarquismo y el sindicalismo. El referido camarada plantea una cuestión de contrasentido entre esos dos términos, explica a su modo la función del movimiento obrero y la actividad de los anarquistas fuera y dentro de los sindicatos y, en una nota final, sutiliza sobre palabras que dice haber recogido de La Protesta. El artículo de Malatesta generaliza sobre un problema aun no suficientemente discutido y aclarado.

Expone su punto de vista, que nos merece el mayor de los respetos, a pesar de no compartirlo, ofreciéndonos algunas sugestiones que nos apresuramos a recoger con la intención única de esbozar a la vez nuestra tesis sobre el mismo asunto. Pero la nota que agregó al final de su artículo el compañero Malatesta, nos obliga a aclarar el valor de algunas palabras que posiblemente tengan distinto sentido en Italia y en la Argentina, ya que ciertos términos muy en boga ahora se prestan a frecuentes y lamentables confusiones.

Cuando nosotros nos referimos a la labor culturalista del anarquismo político, no queremos decir que las organizaciones anarquistas específicas (como la italiana y, la francesa, por ejemplo) se limiten a realizar propaganda por medio del libro, el folleto y el periódico, o a conquistar prosélitos dando conferencias en los centros de estudios sociales, ateneos, etc. Tampoco incurrimos en el error de atribuir a esos militantes la intención de esperar capacitar antes a todos los obreros para que la revolución social sea posible.

Señalamos, sí, la existencia de un movimiento cultural diluido en el ambiente, impreciso en sus formas de actividad, con tendencia a abarcar a todo el conjunto humano con los ideales redentores. Y como no creemos en la eficacia de ese medio, que por su misma imprecisión pasa desapercibido para los mismos trabajadores, oponemos la propaganda sistemática en los sindicatos y el objetivo anarquista en las organizaciones económicas que Malatesta y otros compañeros consideran como campo neutral en la lucha de tendencias que dividen al proletariado. De esta interpretación del movimiento obrero, particularmente sostenida por nosotros en este país, deduce Malatesta que nuestra oposición al anarquismo político — de partido o de centro cultural— se inspira en el punto de vista anarcosindicalista. Y he ahí precisamente su error. El anarcosindicalismo, aun aceptado como una conjunción de las tendencias anarquistas y sindicalistas, es un producto híbrido de este período confuso.

Disfraza ese compuesto gramatical, la vieja tendencia reformista aplicada al movimiento obrero, y es, en cierto modo el fruto de la prédica de los defensores de la neutralidad ideológica en los sindicatos. Y, sin que esto sea una ofensa para el viejo maestro, declaramos que Malatesta como Fabbri — el teórico de la unidad de clases y de la prescindencia doctrinaria en el movimiento obrero — está más cerca que nosotros del anarco-sindicalismo. 

Las palabras no tienen el mismo valor de expresión en todas partes, máxime cuando se trata de rótulos agregados como una novedad a viejas teorías. En Alemania, por ejemplo, el anarcosindicalismo constituye una forma de expresión nueva: es, según Rocker, el sustantivo de la tendencia revolucionaria, lindante con el anarquismo, difundida después de la guerra en los medios obreros para oponer nuevas tácticas de lucha y nuevas conclusiones teóricas a la social-democracia y buscar, en consecuencia, el medio de provocar la quiebra de las organizaciones centrales del proletariado alemán. Pero en los países latinos, de tradición libertaria y federalista, donde la palabra anarquía no causa espanto a nadie, ¿qué necesidad hay de emplear esa etiqueta ambigua? Definidos teóricamente el anarquismo y el sindicalismo, su unión no es posible ni en las palabras. De ahí que únicamente interese a los partidarios de la neutralidad doctrinaria, a los sindicalistas llamados apolíticos y a los que desenvuelven sus actividades en dos planos distintos: en los sindicatos, como asalariados, y en los partidos, como adeptos de una determinada creencia social o política. 

Nosotros, como ya hemos dicho, estamos muy lejos de esa tendencia que ahora rotulan anarco-sindicalista. Hemos definido nuestra propia situación en el movimiento obrero, no porque eso nos imponga nuestra condición de trabajadores — por el vínculo económico que señala Fabbri como imprescindible para asegurar el éxito de las organizaciones proletarias y evitar el quebrantamiento de la unidad de clase —, sino porque en los sindicatos hemos visto un medio eficaz de propaganda, y la práctica de las luchas diarias nos demuestra que no es posible capacitar al proletariado desde un plano situado al margen o por encima del mismo proletariado. El anarcosindicalismo pretende ser una teoría revolucionaria situada entre el reformismo sindical y el anarquismo doctrinalista; toma del primero los medios de acción, directos o indirectos según los casos, se apropia de sus prácticas corporativistas, de sus fórmulas económicas, conformándose con adornarse con las palabras del segundo, tanto más sugestivas cuanto más empíricas sean. Y el "compuesto" resulta una verdadera ensalada rusa: algo que tiene apariencias apetitosas, pero que a la postre resulta difícil de digerir.

Podrá alegar Malatesta, y con él todos los defensores del anarquismo político — de las organizaciones específicas, al margen del movimiento obrero y en oposición a los partidos electorales— que la aceptación del rótulo anarquista en los sindicatos supone el embanderamiento en una tendencia exclusivista y que por ser tal rechaza a los que previamente no acaten su programa. Pero esa imposición, que por otra parte se manifiesta en todos los órdenes de la actividad humana, a pesar de nuestras prédicas libertarias, no ejerce en el movimiento obrero funciones violentas. Nosotros no forzamos a los obreros de un oficio o de una industria, por el hecho de tener idénticos intereses como asalariados, a plegarse a nuestras organizaciones. Preferimos prescindir del vínculo de clase para unir a los trabajadores de acuerdo con sus ideas. De ahí que propiciemos la división de las corporaciones improvisadas sobre bases económicas y sometidas a una rígida disciplina, organizando en su lugar tantos movimientos obreros como tendencias dividen al proletariado. No hay nada más absurdo que la unidad de clase, propiciada por los partidos políticos para consolidar su propio poder sobre los trabajadores. Sin participar de esos propósitos, por una falsa interpretación del movimiento obrero —según nuestro modo de ver — Malatesta y Fabbri propician también esa unidad, y, para dar el ejemplo, comienzan por renunciar a toda propaganda que responda a fines escisionistas.

Al obrar así, Malatesta y Fabbri se reconcilian con su propio pensamiento. No podían seguir sosteniéndose en la posición contradictoria, de una falsedad evidente, que mantuvieron en los últimos años. Si propiciaban la neutralidad doctrinaria en los sindicatos y la unidad de clase como medio para hacer posible toda acción de conjunto contra la burguesía, no era lógico que al mismo tiempo apoyaran a la Unión Sindical Italiana, producto de la escisión, como entidad proletaria opuesta a la C.G.T., que además de contar en su seno con la mayoría de los trabajadores organizados representa el papel de campo neutral abierto a todas las tendencias... a condición de que las no oficiales acepten el programa de la camarilla dirigente. En realidad, es el anarquismo político el que propicia la conjunción de esos dos términos antitéticos "anarcosindicalismo", que nada expresan como doctrina, pese a los esfuerzos de ciertos teorizadores de la ambigüedad. ¿Acaso necesitamos nosotros unir esas dos palabras para calificar nuestra conducta de militantes y exponer la orientación del movimiento que impulsamos dentro del conjunto proletario? No sostenemos el equívoco de los que son anarquistas en el partido o en el grupo y sindicalistas en el sindicato. De la misma manera que rechazamos las subdivisiones que especifican una especialidad de la propaganda: la de los antimilitaristas, de los racionalistas, de los antialcoholistas, de los vegetarianos, de los esperantistas, etc., etc., y creemos que el anarquismo es uno solo en toda la infinita variedad de actividades revolucionarias, así combatimos la caprichosa división de los anarquistas en el campo económico y en el terreno político. Y no damos valor al alegato de los que, para justificar su especialidad declaran que las demás especialidades son erróneas o peligrosos semilleros de corrupción.

Se nos dice que el sindicato es, por su naturaleza, reformista. Pero es necesario explicar el alcance de esa palabra. La conquista de mejoras económicas, la diaria lucha contra el capitalismo, la resistencia a los abusos del poder, ¿es labor de reformistas? ¿Supone el deseo de conquistar algo que quede definitivamente consagrado por las leyes, en oposición a futuras conquistas? En la esfera del salario, toda conquista es transitoria, perecedera, puesto que está sujeta a contingencias económicas que no puede regular el mismo capitalista. En consecuencia, no hay reforma legal, sino modificación constante en el valor de los medios de cambio y en la equivalencia del trabajo que el obrero realiza, cuyo trabajo mide la burguesía con su cartabón económico.

Esa misma acción defensiva la realizan los partidos políticos en la esfera parlamentaria, dando a la reforma su verdadera expresión. Y el anarquismo político, aun cuando prescinda del parlamento y repudie la acción reformista de los grupos electorales no hace otra cosa que propiciar esos cambios en las condiciones económicas del pueblo cuando interviene en protestas contra la carestía de la vida o inicia una agitación popular tendiente a poner freno a la explotación del capitalismo. He ahí la relación que existe, en el terreno económico, entre la acción sindical y la propaganda anarquista que se inspira en mejoramientos transitorios. Todo depende, pues, de la forma en que esa lucha sea llevada a cabo. Los anarquistas que militan en los sindicatos, si saben obrar como tales y ejercen una influencia efectiva sobre sus camaradas de trabajo (¿también será perniciosa esa dictadura moral?) pueden impedir que muchas huelgas se solucionen en las oficinas gubernamentales y en las antesalas de los ministerios. Y esa sola labor, con ser de relativa importancia contribuye a combatir la fe en la legalidad y el culto a la política, que son los verdaderos fundamentos del reformismo.

Toda la propaganda revolucionaria hecha en un período no revolucionario, se inspira en propósitos inmediatos, que bien se pueden incluir en cualquier programa de reformas sociales. Pero lo que nos interesa a nosotros no es el objeto que persigue el proletariado con sus protestas y con sus acciones, pacíficas o violentas, sino la forma en que expresa su descontento contra las injusticias y los crímenes del capitalismo y el Estado y los medios de que se vale para asegurar sus propias conquistas. ¿No es absurdo pretender restablecer una equivalencia de actuaciones entre el político que aspira a la reforma del régimen social mediante leyes protectoras, y el anarquista que propicia una huelga para conquistar una mejora que contradice la legislación más avanzada y está en oposición a los planes del reformismo parlamentario? Mientras la revolución social no sea un hecho los trabajadores se verán obligados a defenderse del capitalismo mediante sus armas específicas de lucha: la huelga, el sabotaje, el boicot, etcétera. Será esa una labor reformista, fácilmente aprovechable para los partidos políticos avanzados, pero la cuestión reside en impedir que los sindicatos legislen sobre el trabajo, legalizando esa reforma, que no otra cosa es lo que persiguen los defensores de la fórmula: "todo el poder a los sindicatos" y los marxistas disfrazados con la etiqueta "anarco-sindicalista".

Lo que interesa es discutir si los sindicatos, como arma de defensa del proletariado, pueden ofrecer un amplio campo de acción a los anarquistas. Nosotros sostenemos que sí, y al afirmar esto nos atenemos a la experiencia de nuestro movimiento. Dentro de los cuadros de la F.O.R.A. la propaganda del anarquismo se desarrolla sin ningún impedimento. Y esa es una conquista más importante que todas las que se puedan realizar fuera de la esfera proletaria, en ambientes poco propicios a la difusión de ideas redentoras.

Si el anarquismo no tiene en el movimiento obrero una de sus formas más lógicas de expresión — la base principal de su actividad revolucionaria — ¿sobre qué base podemos propiciar el triunfo de la revolución y de la anarquía? Malatesta considera que los sindicatos pueden ejercer una función reformista, pero que no sirven como elementos de capacitación ideológica del proletariado. Sostiene también la necesidad del sindicalismo para hacer frente a la burguesía, recomendando a los anarquistas que aporten sus energías a esa acción defensiva de la clase trabajadora. Nosotros en cambio, sin atribuir a los sindicatos funciones post-revolucionarias, ni empeñarnos en improvisar organizaciones económicas que suplan a los órganos capitalistas después de la liquidación del régimen presente, entendemos que el sindicato ofrece a los anarquistas un excelente medio para propagar sus ideas y oponerlas a las tendencias autoritarias que prevalecen en el movimiento obrero de la mayoría de los países.

El tema se presta a muchas otras consideraciones.. Pero las dejaremos para mejor ocasión, puesto que este artículo se hace ya demasiado extenso.


Read more ...
Categories: Contra-info

Francisco Ferrer Guardia: Doble Cero

Dg, 15/10/2017 - 19:16

Francisco Ferrer Guardia tuvo un doble, el otro Cero, responsable en la sombra de algunos escritos incendiarios atribuidos falsamente al fundador de la Escuela Moderna, que valieron para fusilarle en 1909 y, aun hoy día, para seguir criminalizando sus ideas.

Todos somos más o menos conscientes de que el Estado siempre ha utilizado el espionaje y la información para combatir o desactivar tramas políticas o palaciegas; pero poco se dijo de la guerra sucia contra los anarquistas, y cero de las estrategias y alianzas que éstos generaron para actuar en este entorno hostil y sobrevivir para (no) contarlo.

En vez de señales como los masones, usan targetas, y para quién está al tanto del secreto, basta pasar la vista por una de ellas para saber la procedencia, el grado y la nación del individuo que la presenta, el grupo a que pertenece y la fecha en que se afilió al anarquismo..”1

Aunque este suelto de principios del siglo XX que transcribimos desfigura un tanto el marco de nuestro trabajo, tiene la virtud de recordarnos que una de las principales batallas de aquella guerra silenciosa entre autoridades y agitadores políticos se libró con letras impresas y extrañas poligrafías; utilizando éstos, como únicas armas, unas cuantas palabras con carga de profundidad y de forma eventual algunos seudónimos para protegerse. Síntoma de esta fe en el poder de la palabra escrita, los seudónimos pueden definirse como máscara identitaria surgida de la necesidad de salvaguardar la intimidad y el anonimato, pero a su vez utilizados como huella gráfica para colaboradores habituales o espontáneos que se lanzaban a la prensa clandestina, en especial a los rotativos anarquistas que siempre estuvieron abiertos a toda la militancia.

Esta pasión por la escritura -casi una cierta grafomanía- presente en muchos libertarios era fomentada desde los periódicos y revistas del movimiento..”2

Muchos fueron los sembradores de rebeldías que jugaron al gato y el ratón con los lectores y la policía, pero contrariamente a lo que se escribe, dirimir quien esta detrás de cada nombre en clave nunca es una tarea simple y unidireccional; como veremos que sucede con Francisco Ferrer Guardia [FG], maestro, librero y masón que dejó con su identidad real algunos textos en la prensa progresista, pero al parecer nunca se prodigó en los rotativos obreros o anarquistas; y eso que había sido uno de sus mayores patrocinadores a un lado y otro de los Pirineos, y además un experto en dobles y triples vidas.

Francisco Ferrer, militante de vanguardia, pedagogo, fundador y director de escuelas, se hizo impresor, editor, librero…”3

Paradojas de la vida, se cumplió con FG aquella máxima de que el artista cae víctima de su propio arte, y aunque se mostrase como una persona reacia a figurar en letras de molde y extremadamente discreta, de los que sabían guardar secretos gráficos, sufriría como el que más los efectos secundarios derivados del abuso continuado de seudónimos; ya que algunos de sus textos más radicales, firmados como Cero, sirvieron para apuntalar el entramado mediático y legal que avalaba su predisposición a la violencia, facilitaron el cierre de la Escuela Moderna [EM], y le llevaron ante el pelotón de fusilamiento de la historia.

Párrafos de cartas truncadas, esbozos de pensamientos al ataque de una neurosis carcelaria, líneas mal comprendidas y aun falsas, de circulares y libros por aquél editados, más el producto insidioso y mordaz de los que buscan en el fango corrupto de una maledicencia liviana; son los únicos argumentos contrapedagógicos….”4

Aun sabiendo que FG estaba sentenciando muchos años antes de iniciarse aquel consejo de guerra y que la verdadera causa de su condena no fue su peligrosidad social sino en el éxito de la EM y su proyección internacional, nuestra aportación se limita a revisar algunos mitificaciones perversas en torno a FG, generadas a partir de los documentos apróficos recopilados por las policías francesa y española e incorporados al llamado Dossier Ferrer.

Se esgrimen contra Ferrer documentos publicados 20 años atrás y que figurando en su anterior proceso, no fueron estimados punibles por el Tribunal que lo juzgó y otros, que después de varias pesquisas infructuosas verificadas ante testigos en su finca Mas Germinal aparecieron en un sigiloso registro policíaco. Se estiman como concluyentes pruebas, informes dubitativos de peritos caligráficos..”5.

Nuestro objetivo es demostrar que su condena a muerte por grafomanía galopante, se justificó no tanto en los documentos de los que él mismo se reconoció autor, es decir, aquella sonada declaración con el heterónimo Cero que redactó para el congreso librepensador del lejano año de 1892 y que concluía con un ..Viva la Revolución, Viva la dinamita!;como de los que negó haber redactado, en concreto los artículos aparecidos con idéntica rúbrica en La Huelga General[1901-03], así como dos circulares incendiarias emitidas por el grupo redactor del mismo periódico en 1904 y que iban firmadas por ..Ferrer.

..Ferrer que siempre quiso ser el más avanzado de los revolucionarios, no consintió nunca ser un jefe conocido por el público y firmaba Cero”6

Antes de ponernos con nuestro test de espejos dobles que desmienten que FG fuera el monstruo de la revolución que buscaban, debemos hacer mención al dichoso alias; comenzando por sus ecos librepensadores y masónicos originales, que nos recuerdan que FG adoptó este nombre en marzo de 1883 tras ser iniciado en la logia Verdad de Barcelona y ponerse a las órdenes del lider republicano exiliado Manuel Ruiz Zorrilla.

En este sentido, resulta creible que la adopción del nombre de guerra coincidiera con su paso a la Asociación Militar Republicana [1883-87], organización clandestina dirigida desde París y formada básicamente por militares, aunque admitía también a empleados de correos y ferrocarriles, y donde cada uno de los miembros adquiría un nombre simbólico y un número identificativo por motivos de seguridad. Esto encajaría no solo con lo del Cero, sino también con sus trabajos discretos de correo político gracias a su cargo de revisor del tren Barcelona-Port Bou repartiendo cartas, dinero e incluso armas; con que acabara sumándose a la sublevación de Santa Coloma en la primavera de 1884 y, tras exiliarse poco después, con sus labores de apoyo a los refugiados desde París.

Con objeto de prevenir ese lamentable producto de hombre gramófono u hombre cero, desde los primeros días se excita en el niño que está en condiciones para ello el espíritu de observación”7

El Cero se mantuvo activo hasta la muerte del caudillo republicano, del que fue uno más de sus innumerables secretarios políticos, aquejados todos ellos de cierta idolatría y algo desorientados con su desaparición en 1895, lo que explicaría en parte el cambio personal y político que sufre FG por entonces y que también afectó indirectamente al seudónimo, adquiriendo así una dimensión radicalmente distinta, iconoclasta y revolucionaria, que nos traslada directamente a las celdas más negras del castillo de Montjuich destinadas a atormentar a los anarquistas. Estas mazmorras se harían mundialmente conocidas a partir de la campaña internacional de denuncias iniciada en 1897 en la que participó FG desde París; como mínimo, financiando y colaborando en la traducción de Los Inquisidores españoles, obra clave de la difusión de la campaña de ayuda a los presos, que fue escrita por Tarrida del Mármol, Cosmos, a partir de los testimonios de las torturas que Lorenzo Portet había recopilado en un viaje clandestino.

Hay tres tipos de celdas la cero, la doble-cero y la contra-cero. Así es que, según la gravedad del caso o el grado de resistencia del paciente, las utilizan los carceleros, transformados en carniceros para ser los auxiliares de los jueces..”8

Por último, también constatamos que aquel sobrenombre volvió a generar alarma social en amplios sectores de la sociedad española al ser reutilizado por FG, aludiendo ahora al axioma radical igualitario que eligieron él y Anselmo Lorenzo a modo de corolario del programa de acción publicado en el primer número de La Huelga General del 15 de noviembre de 1901; el cual se resumía en la siguiente fórmula social, propia de las matemáticas de la revolución: De hombre a hombre, Cero.

  “..El trabajador es un hombre, el soberano, el pontífice, el gobernante son hombres. Cuando de un valor sustraemos otro igual, nos queda Cero..”9

Aunque dé para comparar la evolución semántica del heterónimo y la trayectoria ideológica de FG, no nos interesa tanto esclarecer aquí su verdadero significado, como imaginamos la cara que debió quedarles a Portet, a Anselmo Lorenzo y algún otro viejo amigo del pedagogo fusilado, cuando abrieron el periódico Tierra y Libertad a principios de marzo de 1910 y encontraron un artículo fechado el 22 de febrero , escrito desde la cárcel de Zaragoza, y que a alguien se le había ocurrido firmar con el ya famoso Cero.

Si la vida es una e igual para todos y el primordial derecho del hombre es vivir, ¿en qué lógica, razón o principio natural basaremos el privilegio? [..] La condición primordial de los anarquistas no es laborar por el presente, sino sembrar para el porvenir; y conste que el porvenir, para todos los hombres honrados, (si es que honrados puede haber fuera de la Anarquía), son los niños. Carcel de Zaragoza, febrero de 1910”10

Teniendo en cuenta que, antes de su fusilamiento en octubre de 1909, este seudónimo era conocido por muy pocos aparte de la policía, nuestra hipótesis es que esta persona fue el tipógrafo, pintor, explicador de películas y escenógrafo sindical Fernando Vela Alegre [1888-1937], escurridizo activista vinculado al movimiento anarco-racionalista valenciano del que nos hemos ocupado en otro lugar y que venía utilizando desde principios de siglo los alias de Acracio Progreso Francisco Ferrer, según le conviniera para dar esquinazo a la policía; siendo la razón principal de su elección, el que hubiera sido declarado enemigo público incluso antes de que todo el mundo hablara de FG, que realmente era un tipo poco conocido como nos explica su viejo amigo y camarada Carlos Malato.

Antes de 1906, cuando se vi0 envuelto en el proceso del atentado de Mateo Morral, Ferrer, a pesar de la Escuela Moderna y su Casa Editorial, seguía siendo un desconocido para nueve de cada diez de nuestros camaradas. [..] A parte de nuestro viejo hermano de lucha Anselmo Lorenzo y de otros pocos en España, Ferrer, en este momento, no estaba ligado íntimamente más que con Lorenzo Portet, amigo de confianza, y conmigo mismo..”11

Si bien no prueba nada el hecho que hubieran compartido un nombre tan común –Francisco Ferrer-, existen también otros indicios que nos conducen a este activista, ya que el artículo donde parecía que resucitaba Cero estaba dedicado a ..su amigo Vicente Catalá, seguramente Vicente Catalá Úbeda, camarada de Fernando Vela, fundidor y vecino del Grao ligado a la comisión pro-presos de Alcalá del Valle y miembro de la junta directiva de la EM local; y sobre todo, porque después de aquella carta desde la cárcel decidió recuperar el viejo nombre de Francisco Ferrer el cual había dejado de usar en 1905, para figurar al frente del grupo Cultura y Verdad o firmar en Escuela Moderna, semanario racionalista valenciano que había aparecido en mayo de 1910.

..Publicación consagrada a la enseñanza ferrerista; defensora de los oprimidos, elevadora de la dignidad y preparadora de un amplio régimen de equidad y justicia..”12

Para regocijo de los mayoristas de rumores y contrariamente a lo sucedido en otras ocasiones similares en las que coincidían dos militantes con el mismo nombre, nadie protestó ante la aparición de textos firmados por otro Francisco Ferrer, ni se hizo mención alguna al espinoso asunto del Cero. El secreto a voces se mantuvo justo hasta septiembre de 1911, cuando se incluyó un artículo anónimo en Tierra y Libertad titulado El Compañero Cero, atribuido a Anselmo Lorenzo, en el que se confirmaba que éste había sido el nombre masónico utilizado por FG y que luego había sido recuperado en sus escritos deLa Huelga General, terminando con estas palabras…

..Solo como librepensador estiman muchos burgueses el recuerdo de Ferrer. Solo como revolucionario hubieran querido algunos anarquistas que se manifestara. Ni a unos ni a otros pensó agradar Ferrer. [..] He ahí lo que hemos juzgado conveniente exponer y recordar como homenaje a la verdad y como datos utilizables para los que quieran documentarse acerca del pleito establecido entre iconoclastas e idólatras..”13

Sin ánimo de llevar la contraria al abuelo Lorenzo, que utilizaba para sus escritos en La Huelga General el seudónimoYo, si nos fijamos en la secuencia de acontecimientos y leemos más allá de la literalidad de sus palabras, advertiremos que alteró un tanto la realidad obligado por las circunstancias y por su propia humildad, ya que él mismo admitiría en un artículo publicado por entonces en Le Revéil de Geneve que él y FG habían escrito juntos algunos de aquellos textos como el que transcribimos.

Es preferible no hacerla revolucionaria si tuviéramos que contentarnos con quemar edificios y con tomar represalias en contra de nuestros verdugos….”14

No es que acusemos a Lorenzo de mentir sobre quien eraCero, simplemente se limitó a hablar de la relevancia que tuvo este rotativo libertario en su primera época desarrollada en Barcelona entre 1901 y 1903, cuando era órgano oficial de la Federación de Trabajadores de la Región Española, pero obvió cualquier referencia a su segunda etapa [octubre-diciembre, 1904] editada a medio camino entre París y Barcelona y resurgido en el marco de las campañas de denuncia en favor de los presos de Alcalá del Valle y la agitación antimilitarista derivada del congreso de Amsterdam del mes de junio anterior.

..un grupo viene a reeditar La Huelga General que, en febrero de 1902, tanto contribuyó con su propaganda a la huelga general de Barcelona”15

Aunque no existe mucha información al respecto, sabemos que detrás había un grupo de anarquistas españoles que actuaban en la clandestinidad, ya que los textos iban sin firmar o pertenecían a reconocidos militantes franceses, así como también resulta probable que estuviera financiado por FG, ya que se distribuía de forma gratuita y convocaron un certamen literario premiado con 500 francos; pero lo que nos interesa más son aquel par de circulares escritas a máquina y firmadas por ..Ferrer, en las que se daban directrices programáticas para la acción directa y se adjuntaba algún consejillo técnico.

Acabemos con los brazos, que luego será fácil decapitar al monstruo. ¡Preparaos, trabajadores¡ La hora llega. Adjunta la receta para fabricar la panclastita..”16

Tenemos razones para pensar que el firmante de estas circulares no fue FG sino Fernando Vela, que había sido detenido en el puerto de Barcelona con el nombre deFrancisco Ferrer sólo unas semanas antes, cuando realizaba el trayecto Marsella – Valencia, y porque además el rotativo contaba ahora con la participación de algunos miembros del grupo en que militaba nuestro personaje, como Pedro Vallina, Enrique Castells y Ignacio Mond’Ragon; y sobre todo porque otras fórmulas de explosivos habían visto la luz en Barcelona publicadas poco antes por el grupo editor de Espartaco, periódico en el que colaboró desde la cárcel nuestro hombre, firmando en este caso y por motivos de seguridad comoAcracio Progreso.

..Yo sabía algo de química, yo publiqué en nuestra prensa algo de ello, publiqué lecciones de química, artículos explicaciones, pero los que se llaman revolucionarios, prefieren ser oradores, literatos, periodistas, que no químicos. Eso viste más, y expone menos..”17

Aunque no es posible fijar cronológicamente esta afirmación del otro Ferrer, nuestras sospechas se van apuntalando al pasar de la segunda a la tercera y fugaz etapa de La Huelga General [febrero, 1906], de la que no se conservan ejemplares y casi nada se sabe, excepto que se editaba en Madrid y que su director fue José Alarcón Herrero, periodista valenciano que usó el nombre de Palmiro del Campo y era un gran amigo de nuestro personaje desde años atrás; y que recordemos fue detenido junto a otros dos redactores el 24 de febrero llevándose la peor parte, ya que no saldría de prisión hasta mayo de 1908 por la larga lista de delitos de imprenta acumulados en su haber.

..La mejor manera de honrar a Francisco Ferrer Guardia es la de proseguir su obra, la de llevarla adelante. La Escuela Moderna no debe acabar, sigamos propagándola y fomentándola. Y los de Valencia cumplimos con nuestro deber..”18.

Sembrada la duda identitaria entre los dos Ferrer, debemos avanzar en nuestro juego de espejos advirtiendo que si la huella gráfica de FG en las diferentes etapas de La Huelga General sirvió como prueba fundamental en la causa general montada contra él por grafomanía galopante, en las que como hemos visto se juzgaba más a su sombra que a él mismo; otro tanto pudo suceder con algunas de las pruebas incriminatorias derivadas de su relación con diferentes complots y campañas anarquistas de aquellos mismos meses.

Tal es así, que si ojeamos la trayectoria de nuestro secundario en la sombra veremos que tuvo relación directa y confirmada con elatentado de París de mayo de 1905, y algunas de las cosas que eran más propias del valenciano, como la coordinación entre los grupos anarquistas de Barcelona y París, o estar al frente de la organización de diversas campañas pro-presos, fueron asignadas por la policía francesa de forma intencionada al expediente de FG, sobre todo a raíz de su encarcelamiento en Madrid tras el atentado de Madrid un año después.

A cada cual lo suyo. Cada vez esta más claro que el papel de FG se circunscribió, más que a servir de inspirador intelectual, a ser una de las vías principales de financiación -entre otras- de las iniciativas del temible grupo de París, ya fuera en labores editoriales, en desplazamientos o facilitando algún encuentro internacional; pero ningún caso eran fluidas sus relaciones con los medios ácratas peninsulares, sobre todo barceloneses –FG dijo en 1906 que nunca había hablado con Pedro Vallina-; por lo que cabe dudar por ejemplo, que hubiera sido el enlace con el Comité Internacional que coordinaba desde Barcelona los preparativos del atentado de 1905, como afirmaba la policía francesa, asumieron las autoridades españolas y repicó la prensa.

..no siendo Ferrer un anarquista teórico, y llevando ya mucho tiempo, no inculcando ideas, sino excitando al incendio y al asesinato, y enseñando fórmulas para hacer panclastita, ya debió ser eliminado de la sociedad mucho antes de ahora..”19.

Es más, avanzando en nuestra teoría del doble Cero y sin intención de exculpar a FG de toda implicación en la Semana Trágica de Barcelona, también nos llaman la atención aquellas declaraciones de un par de soldados que aseguraron haberle visto vestido con traje azul y sombrero de paja en las calles de la ciudad; pero a parte de que no iba vestido así, sino con un traje gris, este dato cobra relevancia al sumarse otros individuos que describieron a otros hombres jóvenes con ese mismo o parecido atuendo, repartiendo armas y encabezando las revueltas callejeras.

…Ferrer vestía traje negro con sombrero jipijapa, llevando además un paraguas y una máquina fotográfica. Ocupósele también una manta de viaje y la cartera..”20.

En nuestra opinión, no estamos ante una prueba más del burdo montaje judicial contra FG o una simple anécdota de las jornadas de julio de 1909, y sí delante de lo que parece ser una estratagema de nuestro secundario de lujo empleada en otros momentos; ya que esta misma descripción de agitadores con chaqueta de color y llamativo sombrero panameño -jipijapa-, usados seguramente para reconocerse entre la multitud, fue la que se dió de Acracio Progreso / Francisco Ferrer durante su actuación en Valencia y Cullera en la huelga general en septiembre de 1911, y similar a como se describió a Fernando Vela al ser detenido pocos días después en Alcoy, en medio de una asamblea nocturna en la que se decidía la proclamación de la huelga general en la comarca del Comptat.

..Entre los grupos que capitaneaba Clavell -dice- había un individuo con sombrero Jipi, que ya no vuelve a aparecer en el sumario. (¿Si será Ferrer?) Nadie, hasta ahora, sabe quien es aquel misterioso personaje; pero no importa: quizás algún día se llegue a saber, que nunca es tarde para hacer justicia..”21.

Sin poder determinar si fue algo premeditado o fruto de la vorágine los acontecimientos, Fernando Vela, conocedor de los mecanismos visuales de las barracas itinerantes y salas de cine en las que trabajó entre 1906 y 1911, desempeñó puntualmente el papel del doble de FG, actor especialista que le suplantó en algunas de las escenas de riesgo que salpican su biografía, tan parecido al original que muchos llegaron a mezclarlos interesadamente, en buena parte a raiz de las duplicaciones de la segunda y tercera etapa de La Huelga General.

..convencida de que no hay más anarquistas sino los que salen representados en Carnaval con traje azul de mecánico, hirsuta barba roja (precisamente roja: no puede haber anarquistas morenos o albinos) y una bomba en la mano para que nadie ignore lo que se proponen. Desde ahora está enterada de que el anarquismo juzga al hombre excelente, pero falseado por en su bondad mediante las picardías y crueldades del Estado..”22.

Analizados los documentos y los episodios más relevantes que degeneraron en algunos de los equívocos judiciales entre los dos Ferrer, pasaremos a sopesar algunas de sus consecuencias indeseadas; la más inmediata el hecho que FG quedaba desprovisto de su identidad, convertido en monstruo de la revolución y jefe de los anarquistas españoles.

Todo indica que Fernando Vela – Francisco Ferrer, testigo mudo de las acusaciones ficticias contra FG y sintiéndose responsable de la cadena de errores judiciales, decidió convertirse en emisario de la muerte y usar por primera vez el heterónimo Cero como una manera de favorecer su defensa de cara a la revisión del proceso judicial que se abría en el parlamento en la primavera de 1910, así como para tratar de contrarrestar la campaña de prensa en marcha que denigraba las escuelas ferreristas con párrafos en los que se incluían, una al lado de la otra, las palabras EM y panclastita; derivadas de aquellas afirmaciones malintencionadas del auditor militar, que aseguró que las escuelas modernas servían para ..saturar los cerebros de panclastita intelectual.

..vinieron las bombas de la calle de Rohan y la calle Mayor, fuéronse las pruebas de la culpabilidad de Ferrer no se sabe cómo, ni porqué, ni adónde [..] ¿A qué seguir la pista del crimen de la calle Mayor después de muerto Morral? Lo discreto era quedarse allí…; y a comer y dormir tranquilamente!”23

Podemos decir que aquella jugada periodística del otro Ferrerpara la rehabilitación de FG, propia de especialistas de la evasión y del mismo tipo de las utilizadas tras el atentado de París de mayo de 1905 para facilitar la huida del autor material y la exculpación de los procesados, tuvo éxito en el sentido que a comienzos de 1912 sería finalmente anulado el proceso judicial de FG; pero la que salió mal parada fue la EM de Valencia, réplica ferrerista y sucesora natural de la matriz barcelonesa, que no tardaría en entrar en crisis.

..Finalmente le recomiendo (a Portet), para cuando sea posible, la publicación de una revista o diario semanal tratando en él de educación racionalista y sindicalismo, y en cuya publicación se anunciarán exclusivamente las obras de la Escuela Moderna..”24.

Y es que Lorenzo Portet, que había sido nombrado albacea testamentario y era, según Margaret Sanger, el verdadero alter ego de FG desde 1896, rehusó la propuesta que hizo la EM de Valencia en septiembre de 1911, por boca del otro Cero, para darle continuidad a la casa editorial ante el bloqueo judicial y la ausencia de infraestructura editorial en la península -Portet seguía en París-, ofreciéndose desde Valencia a cumplir con la línea racionalista y sindicalista marcada por el propio FG en su testamento y retirarse cuando las cosas volvieran a la normalidad; todo ello aprovechando el lanzamiento de la Biblioteca Francisco Ferrer de Pedagogía y Sociología.

¿Dónde están los herederos de Ferrer? ¿que se ha hecho del magno legado que él nos dejó? ¿Dónde la ido a parar la editorial Publicaciones de la Escuela Moderna? Hay que exigir responsabilidades…”25

Dejando a un lado las razones por la que Portet rechazó aquella oferta, parece claro que Vela no era una sombra que acosaba a su propietario y quería usurpar su lugar, sino uno de los mejores especialistas en la defensa de la educación racionalista y de quien fue su mayor promotor en España; lo suficientemente cerca de FG como para prestarse a sustituirlo en aquellas secuencias en que solo vemos a FG de espaldas o en movimientos de cámara muy rápidos -atentados de París y Madrid, prensa clandestina, actividad editorial o agitación revolucionaria-, y como hemos visto incluso con cierto derecho a atribuirse el uso del seudónimo.

Pediste el olvido de tu nombre / y acción para acatar tu obra sublime, / y el pueblo que en tu escuela se redime / te rinde idolatría. ¡Adora al hombre!. / Más esto, amigo Cero, no te asombre; / que aquel que esclavizó llora y gime, / no sabe destruir a quién le oprime, / más da a su salvador gloria y renombre. / Nosotros, los que igual que tu pensamos, / seguimos adelante tu campaña / y así la tiranía destrozamos. / En vano nos persigue su odio y saña; / tu escuela, La Moderna, propagamos / y de ellas llenaremos toda España..”26.

Como le sucede con el paso de los años a aquellos dobles de actores famosos o imitadores póstumos, obligados por aclamación popular a volver a ponerse un mismo disfraz para representar al mártir, Vela también sufriría cierta crisis de identidad o desdoblamiento de la personalidad, ya que en los años republicanos recuperaría del fondo de su escritorio aFrancisco Ferrer para reaparecer en la prensa anarco-racionalistaY lo que resulta más curioso, en algún caso secundado en la misma página de otros textos firmados por su nuevo gemelo gráfico, el otro Cero, evidentemente para tratar asuntos pedagógicos y fomentar la mítica ferrerista, generando con ello la sensación que era el propio FG quien escribía de su puño y letra.

..Precisa implantar de nuevo la enseñanza racionalista sistema Ferrer Guardia, para que nuestros hijos aprendan a cultivar la inteligencia, la voluntad y el dominio de la animalidad que retoña a veces en nosotros”27.

Llamando a las cosas por su nombre, en esta segunda etapa son escasos los artículos localizados con este seudónimo –otro Cero– que podamos atribuirle con garantías a nuestro personaje, ya que aparecieron otros militantes que utilizaban apelativos análogos; aunque apostamos a que era el camarada Vela quien mandaba preguntas al consultorio general de La Revista Blanca -bien como Cero o como Cero Pelao-, y algo se olía su viejo y querido enemigo Federico Urales.

Veo por todas partes que los hombres que se llaman anarquistas no se diferencian de los demás en nada, siguiendo las mismas rutinas, cometiendo los mismos errores, practicando los mismos vicios. y me pregunto: ¿Qué va a ser de la anarquía en manos de esos anarquistas? — Cero.

No seas tan pesimista. [..] tampoco faltan las buenas excepciones, los hombres y las mujeres de corazón puro que enaltecen a las ideas con sus existencias, siendo muchas veces éstos los más humildes y más ignorados. Debemos luchar incansablemente para que se vuelva a la buena tradición de antaño, consiguiendo que los anarquistas recobren la ejemplaridad que fué norte de sus vidas en el siglo pasado y primeros del presente.”28

Vela se había vuelto muy precavido con el tiempo y no es fácil localizarle a la luz del día, pero basta con echar un vistazo a la prensa obrera y anarquista de los primeros años de la década de 1930 para encontrarle vagando como un espectro, empeñado en mantener viva la obra del fundador de la EM ysiempre detrás de seudónimos como Francisco Ferrer, Otro Cero, Acracio Progreso.., continuando su tarea silenciosa en algunas de las cabeceras y editoriales anarquistas más leídas [Tierra y Libertad, Despertar, El Porvenir del Obrero, Faro…], y siempre unidas a iniciativas escolares de signo netamente anarco-racionalista como la Escuela Libre de Alayor, Mahón, o la escuela del Centro de Cultura Floreal de Salt, Gerona.

..aquest fulano, que ningú sap d’allá on ha vingut [..] es coneix que porta bigotis i barba del segle XVIII. Entre tant, ens plau recomanar a l’aital mestre [..] tingui una mica més d’interés a coordinar gramaticalment els seus escrits que cadascú d’ells sembla propiament una explosió d’una bomba de la FAI..”29

Asentado en Barcelona en los primeros años 30 como maestro, siguió adelante con sus colaboraciones en la prensa anarco-racionalista, destacando entre ellas la revista Nueva Humanidad, publicación vinculada a la agrupación cultural Faros, que aparece entre marzo y junio de 1933 para dinamizar el vigoroso movimiento ateneístico barcelonés, en especial con el Ateneo Cultural Racionalista de La Torrasa, ofreciendo un amplio abanico de temas de cultura libertaria, entre los que destaca el racionalismo escolar, a los que dedicó buena parte de sus contenidos y por supuesto la recuperación de la figura de FG y criticar la falta de determinación en los medios libertarios en fomentar la educación racionalista o señalar el incumplimiento de su legado pedagógico y social.

..un grupo de camaradas publicábamos en la Escuela Moderna de Valencia un semanario titulado la Escuela Moderna. Propagábamos y defendíamos las ideas racionalistas de Francisco Ferrer Guardia […] Pero con harto dolor y con honda pena vi hundirse aquella iniciativa y desaparecer aquella basta magna obra..”30

El otro Cero, ni testaferro en la calle, ni hombre de paja en la prensa, ni siquiera solo un discípulo aventajado del maestro. La simbiosis de nuestro personaje con FG, encargado de trasmitir con carácter póstumo la obra del fundador de la EM, le llevó a encontrase frente a la muerte en circunstancias paralelas; así, en una mueca del destino, acabaron compartiendo la negra suerte de tantos maestros en nuestro país, y ambos morirían asesinados al alba por una bala de fusil que atravesó su cabeza, sin duda la parte de su anatomía que más miedo daba a sus enemigos.

Francisco Ferrer, fundador de la Escuela Moderna, fue fusilado en Montjuich como enemigo del obscurantismo el 13 de octubre de 1909, como Ripoll, en 1826, había sido ahorcado en Valencia por el doble crimen de ser librero y francmasón.”31

Fernando Vela, el otro Ferrer, se nos muestra aquí como retrato arquetípico del anarco-racionalismo peninsular y uno de los galeotes de la nave que dirigió FG, destacando en cada una de sus tres dimensiones principales; prensa, fundación de escuelas y vertiente editorial.

Implicación modélica y tan próxima al ideólogo de la EM, que incluso intervino como doble de acción en algunas de las escenas de riesgo que se atribuyen falsamente a FG y que analizamos aquí fotograma a fotograma, para entender porque acabó convertido por un cúmulo de casualidades y falacias judiciales en una especie de clonación anárquica o reflejo distorsionado del original que llegó a privarle de una parte de su identidad, enseñando su cara más irracional y violenta.

…Podrá alguien decir: ¿Como es que esta muerto y anda?

– Respondo que ha muerto el hombre y ha quedado la bestia..”32

Como un payaso sonámbulo, envuelto en la capa sombría del mártir y cargando con la responsabilidad de conocer la trama oculta de aquella macabra comedia de errores y verse forzado al silencio por imperativo moral. Con el paso de los años acabó dando vida al Doble Cero, ejercicio de autoscopia ferrerista del que emergió un genio guardián, megalómano y mefistofélico, destinado a clamar contra el asesinato político de FG y grabarlo a fuego en la cosmología popular como símbolo del enfrentamiento entre las dos Españas, en la que una cree matar a otra pero en verdad se ha suicidado..

Alacant Obrer

https://alacantobrer.wordpress.com 

NOTAS:

  • El VIGÍA de la Ciudadela 24-12-1904. El asunto, salvo excepciones, sí lo aborda el cine o la literatura, por ejemplo en la interesante y pionera novela El Agente Doble, publicada por Joseph Conrad en 1907. También, HERRERIN-AVILÉS: El nacimiento del terrorismo en Occidente. Anarquía, nihilismo y violencia revolucionaria. Siglo XXI, Madrid, 2008.

  • NAVARRO: A la revolución por la cultura: prácticas culturales y sociabilidad libertarias en el País Valenciano, 1931-1939. Publicacions Universitat de València, 2004, p. 256. Casi era más relevante quien firmaba los artículos que el contenido; y así, el primer paso del ritual de lectura cuando caía en sus manos un ejemplar de La Soli de Tierra y Libertad, era comprobar quien figuraba al pie de cada uno los textos.

  • LORULOT: Solidaridad Obrera 09-10-1958. El tema del doble en la historia ha sido poco abordado, pero no así en la literatura, por ejemplo Alejandro Sawa [1862-1909], cosmopolita a medio camino entre la bohemia y el anarquismo y que conoció a FG en el París de la década de 1890, quien publicó en 1904Autorretrato, obra que trata el tema del Yo múltiple, y donde insistía con tono delirante ..Yo soy el otro.

  • FORCADA: El País 26-07-1914. Un ejemplo de ello fueron las proclamas fechadas en 1899, que ni iban firmadas por Cero, ni tenían ninguna relación con los hechos; siendo encontradas en uno de los muchos registros que se realizaron en Mas Germinal entre agosto y principios de septiembre de 1909.

  • NEMO: Ferrer -la aureola del martirio-, El Luchador 13-10-1931. Ver, DICTAMEN del Auditor General de la 4ª Región militar. Proceso contra Ferrer Guardia: juicio, Barcelona, 1909, pp. 171, 173, 177-183, 382, 384-397, 647-649 y 657.

  • LUGAN: Francisco Ferrer, un précurseur du bolchevisme. Sa vie et son oeuvre. Étude critique. ParÍs, 1921, p. 19. En la circular de 1892 FG llamaba a reclutar a 300 hombres dispuestos a lanzarse sobre España, firmando como el nº Cero. Las 2 circulares fueron encontradas en uno de los últimos registros en Mas Germinal efectuados en septiembre sin orden judicial y sin testigos; e incluían unas correcciones ortográficas que los calígrafos no desmintieron que fueran de FG.

  • JACOBO: La EM de Valencia, El Pueblo-Valencia 17-04-1914. Este discreto colaborador de la EM de Valencia remarcó la expresión hombre-cero en cursiva, lo que nos llevó a recordar que fue usado por primera vez en la década de 1880 para aludir a los indiferentes en cuestiones religiosas o políticas, es decir, gente anónima, repetitiva, que no destacaba y no sumaba.

  • Le PETIT Parisien 01-07-1897. FG donó además a las familias de los presos el dinero del Traite d’Espagnol pratique, en verdad el único libro que publicó con su nombre, ..“en 1897 publicó Tarrida del Mármol aquel libro famoso sobre la inquisición en Montjuich, y en cuya preparación intervino Ferrer, y del que regaló Nakens un ejemplar al famoso Angiolillo”, El Tiempo 21-12-1911.

  • LORENZO: Francisco Ferrer anarchiste: La Greve General. La Brochure Mensuelle, París, 1934, p. 10. La Huelga general destacó por incoporar textos de representantes del anarquismo y el sindicalismo revolucionario sobre todo francés como Paraf-javal, Carlos Malato, Henault, Georges Ivetot, Emile Pouget, Domela Nieuwenhuis, Malatesta.., pero muchos iban con seudónimo. También iniciaron una interesante Biblioteca, que funcionó hasta 1904.

  • 10 CERO: Anarquía, Tierra y Libertad 07-04-1910. Su encarcelamiento quizás estuviera relacionado con las detenciones producidas en Zaragoza tras recibir un juez varios anónimos pidiendo la libertad de los presos y deportados, y la explosión de varios artefactos -sin heridos- en lugares céntricos entre finales de noviembre y principios de enero; en las que siempre aparecía, como nota de autor, un texto manuscrito, ..Bomba nº1: Justicia. La Mano Roja. FG. También,Solidaridad Obrera 12-02, 05 y 12-03-1910.

  • 11 MALATO: Cronaca Sovversiva 10-06-1911. Malato, según Sol Ferrer, fue el alter ego de FG en el París de la década de 1890, aunque el aglutinante moral para todos los que orbitaban alrededor de la EM fue el abuelo Lorenzo, fallecido en 1914, ..“Sus amigos, es triste decirlo, solo tenían afinidades parciales con él y se sentían normalmente distantes, no podían conocerlo. Solo lo miraban a través de sus preocupaciones o conveniencias, y lo juzgaron como un excéntrico benevolente”, Lorenzo: Francisco Ferrer anarchiste. Ob. Cit, p. 6. También,Solidaridad Obrera 13-10-1955.

  • 12 ESCUELA Moderna 19-08-1911. Vela se esfumó de Valencia en noviembre de 1909 y no volvió hasta en mes de abril siguiente, activando a Francisco Ferrerdesde julio, cuando pedía que le remitieran a ese nombre la correspondencia del grupo Cultura y Verdad. Francisco Ferrer firmaría 5 textos en Escuela Moderna que NO eran de FG, de quien se incluye uno firmado Ferrer Guardia. Existen dudas sobre el suelto denunciado en el extraordinario de Humanidad Nueva con motivo de la excarcelación de FG en junio de 1907, firmado con el acrónimo FF. Ver, Escuela Moderna 14-05, 09-07, 13-10-1910, 11-02, 01-04 y 19-08-1911; El Pueblo-Valencia 21-02-1910; La Voz del Pueblo-Terrassa 08-07-1910.

  • 13 TIERRA y Libertad 01-11-1911. Incluso podemos dudar que estas frases fueran escritas únicamente por Anselmo Lorenzo, ya que por entonces Lorenzo Portet le alentaba a seguir escribiendo, abatido como estaba tras el fusilamiento de FG, e incluso Tarrida sostuvo que Portet llegó a firmar con su nombre. En cualquier caso, uno de los últimos trabajos de Portet para la Casa Editorial EM fue reeditar en 1916, la colección completa de esta primera etapa de La Huelga General en un único volumen. Ver, TARRIDA: Anselmo Lorenzo. Estudio crítico biográfico. Casa Editorial Publicaciones de la Escuela Moderna, Barcelona, 1915, pp. 145-146.

  • 14 CERO: Preparando la huelga general revolucionaria, La Huelga General 25-01-1903. Se editaron 21 números y colaboraron además Ignasi Clariá, José López Montenegro, Mariano Castellote, Reyes y Barrera. Fue suspendido tras publicar un manifiesto en favor del paro obrero de febrero de 1902, y no reaparecería hasta un año después. El viejo Lorenzo fue detenido y encarcelado entonces en Montjuich, siendo incautada valiosa documentación de su domicilioTambién,Francisco Ferrer y la Huelga General: Consideración previa de Anselmo Lorenzo. Biblioteca Liberación, Barcelona, 1910.

  • 15 Les TEMPS Nouveaux 10-12-1904. Aunque se dijo lo contrario, se imprimía en Barcelona y la dirección parisina servía para asegurar la correspondencia y dificultar la labor policial. Según la policía, el grupo redactor lo formaban Malato, Víctor Meric, Tarrida, Albert Libertad, Pedro Vallina, Mond’Ragon, Enrique Castells y ..Francisco Ferrer. Ver, AVILÉS: Francisco Ferrer y Guardia. Pedagogo, anarquista y mártir. Marcial Pons, 2006, pp. 145 y ss. También, La Revista Blanca 06-10-1904; El Porvenir del Obrero 29-09-1904.

  • 16 FERRER: Circular nº 2 de La Huelga General, diciembre de 1904, en Revista Técnica de la Guardia Civil 30-04-1915. Para la edición del 2º número y la circular, Vallina y Castells buscaban dinero a finales de noviembre de 1904; este último, médico valenciano de 27 años y miembro del grupo de París desde ese verano, que sería detenido en junio de 1905 tras el atentado de la calle Rohan pero su lesión cardíaca o una buena coartada le libraría del procesamiento, aunque sería expulsado de Francia en septiembre y pasó a ejercer su profesión sin más sobresaltos.

  • 17 FERRER: El Porvenir del Obrero 31-10-1931. Ignacio Mond’Ragon era un nombre ficticio y quizás hiciera alusión al lugar donde Angiolillo acabó con Cánovas; aunque seguro correspondía a un anarquista andaluz que desde la cárcel fue de los primeros en denunciar las torturas de los presos de Alcalá del Valle, y quien, al ser puesto en libertad o fugarse en el verano de 1904, paraba por el Centro de Estudios Sociales y colaboró en Espartaco; perdiéndole el rastro tras ser detenido en una casa del Grao de Valencia en julio de 1905, donde se refugiaba tras el atentado de París.

  • 18 FRANCISCO Ferrer: El Porvenir del Obrero 17-10-1931. Todos los datos nos devuelven a Valencia y a nuestro personaje, ya que Alarcón, que pasaría a las filas socialistas tras ser excarcelado, había dirigido en Madrid La Voz del Cantero; y antes, en Valencia había estado al frente de El Corsario y militaba en el grupo El Independiente, siempre junto a nuestro protagonista.

  • 19 REVISTA España y América 31-12-1909. El agente doble Miguel Villalobos Moreno, Constant Leroy, le ubicó junto a anarquistas y sindicalistas de Francia y España, al frente de la campaña por los presos de Alcalá del Valle, retomada en 1908 y cuya logística, sin embargo, pasaba por Valencia. También presentó unas cartas atribuidas a FG, en las que se hablaba de reuniones en Francia para coordinar esta campaña relanzada por Solidaridad Obrera en el otoño de 1908, y su coordinación a través de Samuel Torner en Valencia. Ver, AVILÉS: Francisco Ferrer y Guardia. Ob. Cit, pp. 157 y 164, nota 49; Informe escrito en la estación de Cervere 18-07-1904, APPP, serie B, Francisco Ferrer Guardia, caja 1075; AGA: Asuntos exteriores, Embajada de París, cajas nº 5882, 5883 y 5884.

  • 20 El PAÍS 06-09-1909. Dos guardias reconocieron a FG en un careo, como el que, de esa guisa, pululaba por la Plaza Antonio López el 26 de julio; aunque otros testimonios afirmaban que los jóvenes con traje azul vistos en la calle Caspe eran los hermanos Ulled, ..“Ayer tuvo el Sr. Valls que ir á Sans, y para ello utilizó el tranvía. Al regresar á Barcelona, á las siete de la noche, tres sujetos que le seguían, vistiendo traje azul, le cortaron el paso y le increparon por su denuncia contra la madre de Rull”, El País 13-04-1908. El sombrero panameño era una prenda de moda entre los burgueses y del gusto de FG; aunque el traje azul, alude a una versión rudimentaria del mono de trabajo que usaban por entonces metalúrgicos, mecánicos y oficios similares como los operadores de cine.

  • 21 BARRIOBERO: El Proceso de Cullera y la represión inquisitorial en España. Imp. Artística Española, 1914. El uso de disfraces fue habitual entre miembros del grupo de París como Vallina, en sus incursiones en la península entre 1903 y 1905. Y por cierto, Mateo Morral portaba un vistoso sombrero de paja en los días previos al atentado de Madrid, y cuando fue descubierto en Torrejón de Ardoz también vestía un traje azul recién estrenado, ..“(Vela) viste chaqueta de color, pantalón de dril, gorra, camisa sin cuello, y usa alpargatas; no usa barba ni bigote y su pelo esta cortado a lo parisién…”, Heraldo de Alcoy 21-09-1911.

  • 22 OSSORIO: Cartas a una señora sobre temas de Derecho político. Editorial Reus, 2013, p. 35. Angel Ossorio alude quizás al famoso Barba-Roja, que fue uno de los sobrenombres usados por el valenciano Francisco Ferrer allá por 1905; y además, Ossorio era Gobernador civil de Barcelona en julio de 1909, resultando luego una pieza clave en la campaña de revisión del proceso contra FG, ya que negó indirectamente que estuviera al frente de la rebelión.

  • 23 REPARAZ: Demolición y Reconstrucción. Mentora, Barcelona, 1930, p. 75. Las primeras noticias difundiendo que FG utilizaba el seudónimo Cero, aparecieron tras su fusilamiento, aunque la policía conocía este dato desde 1906; pero en aquel momento todos los esfuerzos se habían centrado en acabar con la EM, presentando a Intransigente, Mateo Morral, como el alter ego de FG.

  • 24 TESTAMENTO de FG. Archivo General de Protocolos. Barcelona. Derivado de la campaña de denuncias señalando los múltiples errores judiciales cometidos, entre ellos los referidos a Cero, la sombra de Ferrer sobrevolaría las sesiones del congreso durante muchos años, llegando a convertirse en una especie de maldición para políticos como Antonio Maura.

  • 25 FRANCISCO Ferrer: Cuanto tiempo perdido!, El Porvenir del Obrero 17-10-1931.Fernando Vela, que acudió por vez primera usando su nombre propio al I congreso de la CNT de 1911 en representación de las sociedades valencianas, destacó precisamente por su intervención en el dictamen de prensa y propaganda, ..“biblioteca netamente orientada con la que nos será posible demostrar que también en habla castellana se puede discurrir y pensar con extensión y profundidad sin recurrir a traducciones..”, Escuela Moderna 09-09-1911. En la imagen, dibujo de FG, Portet y Malato en Monográfico Anselmo Lorenzo. Bicel, nº23, FAL, nov 2014. También, Las Provincias 27-03-1911.

  • 26 ACRACIO Progreso: Homenaje a Francisco Ferrer. Almanaque Tierra y Libertad [1912], en AISA: Estimada Acracia. Antología de poesía libertaria. AEP, Barcelona, 1993. Aunque tenían amigos comunes como el republicano portugués Magalhaes Lima, no existe constancia de que se llegaran a coincidir en público, ni siquiera cuando el 21 de febrero de 1909 FG visitaba fugazmente Valencia; ya que un par de semanas antes, el explicador Vela había sido detenido por un grave altercado en el cine en que trabajaba, siendo descubierta su situación de prófugo militar.

  • 27 OTRO Cero: Tierra y Libertad 12-04-1931. Que sepamos en Tierra y Libertad sólo le publicaron éste, y en el número siguiente un poema de F. Ferrer, quien aparece secundando los artículos del Otro Cero en El Porvenir del Obrero. Por otro lado, se ha encontrado a Cero en el semanario mexicano Luz [1917-1920], donde también escribe Acracio..“Lo que se hace con este manso pueblo de Palafrugell es seguramente el preludio de un atentado colectivo”, El Último Cero: Acción Social Obrera 17-05-1919. También, El Porvenir del Obrero 22-08, 31-10 y 05-11-1931; Tierra y Libertad 27-06-1931; La Revista Blanca 12 y 19-04, 15-11-1935.

  • 28 La REVISTA Blanca 12-04-1935. Quizás fueran suyos los donativos remitidos aLa Revista Blanca por Cero desde Londres en 1926, y Barcelona en 1929 y 1932, ..“¿Qué concepto tiene La Revista Blanca del movimiento social tal como se presenta actualmente en España? ¿triunfarán los fascistas o triunfará la revolución social? — Un cero pelao”, La Revista Blanca 12-04-1935. También Cero Ceroenviaba crónicas a El Luchador desde Carcagente en 1931. Por contra, Adrián del Valle publicó la novela Cero en 1929; y en abril de 1934 nacería en BarcelonaSolidaridad, periódico donde colaboraba Joan Perelló, Cero. Ver, La Revista Blanca 01-08-1929, 15-06-1926, 15-05, 01 y 15-06, 01-08-1929, El Luchador 04-03 y 26-02-1932.

  • 29 El POBLE de Salt 05-11-1932. El Porvenir del Obrero inició en 1931 una nueva etapa, hermanada siempre con la Escuela Libre de Alayor, nacida en 1906, que entre 1926 y finales de 1931 estuvo dirigida por José Alberola tras salir de Valencia. Por otro lado, quizás colaboraba también como Típico Maestro enDespertar [1932-34], cabecera unida al Centro de Cultura Floreal de Salt, participando de sus actividades ateneísticas o en la escuela racionalista desde su apertura en 1933, junto a un viejo amigo, Antonio Puig Artigas. Ver, CAPITÁN: Historia de la educación en España II. Pedagogía Contemporánea. Madrid, Dykinson, 1994. También, El Porvenir del Obrero 05-09-1931, 30-01-1932; Solidaridad Obrera 14-10-1934, 10-04-1936.

  • 30 FRANCISCO Ferrer: Nueva Humanidad 10-03-1933. En el grupo redactor había varios socios del Ateneo de La Torrasa [1931-36] como Fraterno Alba, José Abella, Mateo Santos o Gines AlonsoPor otra parte, Solidaridad Humana[Marzo-Julio, 1932], precedente de Nueva Humanidad y vinculado al Ateneo de La Torrassa, pensó titularse Francisco Ferrer en un inicio; y en esta línea, se llamó Ferrer y Guardia al centro racionalista de L’Hospitalet, que frecuentóAcracio Progreso en los años republicanos, ..“..Pero desgraciadamente en esta ocasión – como en otras muchas- no se me hizo caso, no hubo hombres que sostuvieran con tesón la obra creada por Ferrer, y todo se desmoronó..”,Francisco Ferrer: El Porvenir del Obrero 17-10-1931. Ver, NAVARRO: A la revolución por la cultura. Ob. Cit, pp. 99, 217 y 241. También, Solidaridad Obrera 16-02, 26-08-1933.

  • 31 MALATO: La Revista Blanca 15-05-1931. Malato se refiere a Cayetano Ripoll, que tuvo su escuela en el barrio de Ruzafa, de donde era original Vela; siendo recuperada su figura a principios de siglo por el grupo librepensador El Independiente. Vela, a su vez, fue hermano masón -Logia Patria Nueva- aunque desconozcamos su fecha de iniciación; aunque según el geógrafo y literato de tardías inclinaciones libertarias, Gonzalo de Reparaz, que por entonces estaba al servicio de la embajada de París como agente doble, Malato había ingresado en la masonería en un viaje a Valencia en 1898, y fue el que inició a Vallina tras el juicio del atentado de la calle Rohan. Ver, El Bien Público 19-06-1906.

  • 32 DANTE: Convivio. El otro Cero nos recuerda a uno de los personajes de la novela mencionada El Agente DobleEl Profesor, que siempre lleva puesta una chaqueta y debajo, un artefacto de dinamita que puede activar con un mecanismo que sostiene en la mano, en cualquier momento.


Read more ...
Categories: Contra-info

La necesidad de la negación

Dg, 15/10/2017 - 19:03

En lo que llevamos de año, han muerto más de 2.700 migrantes en el Mar Mediterráneo, pero las lavadoras tienen apps para el teléfono móvil; la epidemia de cólera en Yemen, de la que usted no ha oído hablar, ronda los 800.000 afectados y supera los 2.100 muertos, pero desde el punto de vista de la economía, la venta de armamentos no se diferencia de la venta de alimentos; el cambio climático desplaza a 22 millones de personas al año, pero usted discute con su compañero de trabajo por el aire acondicionado... ¿no ve cómo incluso la falacia ha elegido bando?

Anónimo

Escribió Artaud que nadie nunca ha escrito, pintado, esculpido, modelado, construido o inventado excepto para salir del infierno; sin embargo, bien cierto es que a través de cualquiera de esas formas de expresión y creación, ahora meras transacciones comerciales, se han traído a esta tierra moribunda no pocos infiernos de prisión, consumo, soledad y desasosiego.

Estas malas artes se han prostituido para apuntalar el pensamiento único y para silenciar, y ridiculizar, sus negaciones más rupturistas y transformadoras, relegándolas al frío de la alteridad y al agotamiento de la contracorriente; el sentido económico lo inunda todo, a la fuerza, ocupando los espacios comunes, pero también usurpando y asaltando aquellos esenciales de reflexión y acción.

Gozan dichas artes, ¿o tecnologías?, de gran demanda en todo lo que tiene que ver con los miedos de masas,donde los nuevos evangelistas son proxenetas de la palabra y violadores de la Historia que adoctrinan a sociedades infantilizadas y caprichosas a golpe de editorial, comercial o conexión en directo; como si tal farsa sólo aconteciera en los colegios y las universidades de los otros...

Los intelectuales a sueldo, ya no hay de otro tipo, se alinean por colores, banderas y gallardetes como si de una competición deportiva se tratara, pero todos juegan para una misma liga (unión o mezcla) que es medio y fin. Avalan las distintas opciones de una misma cosa, de la misma forma que se llenan las estanterías en un supermercado. Para un consumo de dogmas bien rápido y fácil.

Y es que no se trata de pensar demasiado, sino de elegir bando, marca e identidad. Se trata de forjar una igualdad ovina que corea, desde una ilusión de libertad, consignas esencialistas a escasa distancia del culo del vecino. Un rebaño hiperconectado e hiperinformado que no se entera de nada, pero lo transmite todo, que confunde las redes con las colectividades y que siempre sale trasquilado.

La resistencia y rebeldía de la otredad o de la extrañeza perturba y ralentiza la comunicación llana de loigual, escribía Byung-Chul Han en su “Psicopolítica”, acaso respondiendo a un retórico Cioran: ¿De qué proviene que en la vida [...] la rebelión, incluso pura, tenga algo de falso, mientras que la resignación, aunque brote de la abulia, da siempre la impresión de lo verdadero?. La negación es enemiga de la fluidez que se asocia a la verdad.

Así es que parece haber suficiente con una democracia, oscura pero correcta, que es del demos, gremial y etnocéntrico (Maillard) y que se sostiene en el krátos, el poder, pues este ordenamiento forzoso de colectivos obedientes (institucionalistas, constitucionalistas, patriotas,...) diluye, fácilmente, la capacidad de comprensión, compasión y generación de conocimiento de lo que ataña a lo común, al otro como a uno.

Frente al positivismo, la corrección y los oficialismos que adocenan, es imprescindible recuperar la capacidad, la organización y el valor de la negación, como palanca y semilla del pensamiento crítico y libre, mimbres, estos, en la igualibertad (Riechmann), para un escenario de emancipación social: Educación, (Anti)Pedagogía, Justicia, Solidaridad, Respeto, Horizontal, Apoyo Mutuo, Cooperación, Comunidad, Autogestión. Todo lo demás, es dēmokratía vulgaris, o peor.

 Alejandro Floría


Read more ...
Categories: Contra-info

El voto del Capital

Dg, 15/10/2017 - 15:31

El ministro de Economía español Luis de Guindos ha declarado, en una conferencia de prensa celebrada hace escasos días en el marco de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que si no hay una "pronta solución" a la crisis política catalana, la previsión de crecimiento económico para 2018 se situará por debajo del 2,6%. De Guindos, ha afirmado también que la incertidumbre política en Cataluña "no sale gratis desde el punto de vista de la evolución económica" y  que obligará a situar "algo por debajo" las previsiones de crecimiento.

No son afirmaciones ingenuas ni declaraciones sin efectos reales: una previsión de menor incremento del PIB, en el marco constituido por la vigilancia europea de los criterios de convergencia de Maastricht representa más recortes y ajustes efectivos para cuadrar el círculo de la imposible ortodoxia neoliberal impuesta por Bruselas a los países de la Periferia europea. “La aventura catalana-parece decirnos en una ambigua formulación, que no se sabe si es profecía auto-cumplida o amenaza- saldrá cara a las clases populares de todo el país”.

Y es que estas últimas dos semanas hemos sido conscientes de una realidad que solemos olvidar bajo el ingente manto de florilegios y poéticas sobre la democracia que nos rodea en todo momento en nuestra sociedad hiper-conectada y amnésica: los capitales también votan. Y vaya si votan. Más de 500 sociedades han cambiado de sede social para abandonar Cataluña en la última semana, lideradas en este movimiento por gigantes bancarios y empresas realmente transnacionales.

El efecto económico de este éxodo no es directo, pero muestra a las claras cual es la voluntad de la gran empresa respecto del llamado conflicto catalán: a quien vota el capital o, al menos su fracción hegemónica. Un voto que, no nos engañemos, vale más que el de los más de dos millones de ciudadanos que metieron sus papeletas en las urnas del referéndum del 1 de octubre. Vale más, pero no sólo ante los ojos de la oligarquía madrileña centralista, sino también de la clase política catalana, incluida la dirección del procés. Después de mirar la urna, enormemente transparente, de los flujos de capitales y las decisiones empresariales, Puigdemont declara que suspende lo que no ha proclamado y que quiere volver al redil de los políticos respetables, aunque su mayoría parlamentaria en el Parlament amenace con crujir.

La respuesta del Capital ha sido inmediata:  el Ibex 35 ha recuperado 58.870 millones de capitalización en apenas tres días, animado por las eléctricas y los grandes valores. Concretamente, el sector energético ha sido uno de los que han cosechado mejores resultados, con Iberdrola a la cabeza tras ganar 1.132,3 millones; seguida por Endesa con 868,1 y Gas Natural con 365,3. Las grandes constructoras también  han avanzado con decisión ya que Ferrovial se ha anotado una subida de 273,6 millones y ACS, de 209.

Hay que resaltar que entre las empresas  que habían decidido trasladar su sede social fuera de Cataluñua, estaban todas las cotizadas en el IBEX, salvo Grifols, y  que el Gobierno central había aprobado expresamente  un decreto ley el pasado día 6 para facilitar los trámites.

La calma ha vuelto también al mercado de deuda, donde el bono español a diez años cotizaba al cierre del viernes al 1,611 % y la prima de riesgo se situaba en 121 puntos básicos, en los niveles anteriores al referéndum del 1 de octubre y por debajo del máximo que alcanzó el día 4 cuando la rentabilidad del bono aumentó hasta el 1,76 %.

Los capitales, por tanto, también votan. Y, como veremos en breve, también castigan a los ciudadanos si cometen el imperdonable error de no votar lo mismo que ellos. Los ajustes y los recortes sociales irán de la mano del avance de la represión y la situación de excepcionalidad en cuanto a los derechos civiles con la excusa de la situación creada por la insurgencia catalana.

Pensar otra cosa hubiese sido un claro de rasgo de angelismo e ingenuidad: los capitales han votado (y lo han hecho muy claramente) en todos los procesos de profundización democrática que se ha producido desde hace siglos a lo largo de todo el globo terráqueo. Desde las fugas de capitales y el corralito inducido por la UE en la Grecia de la resistencia a la Troika a la presidencia de Salvador Allende en Chile, plagada de huelgas de sectores privilegiados y marcada por el  desabastecimiento de productos básicos impuesto por los gigantes empresariales dirigidos por la oligarquía local.

Los capitales votan. Y la única manera de ir contra ellos en un proceso de cambio implica tener preparadas medidas de choque que defiendan el voto de los seres humanos frente al voto del “trabajo muerto” en la forma de flujos financieros y sabotaje económico. Medidas de control de capitales, recuperación de la soberanía monetaria, socialización de la distribución de los productos básicos, regulación estatal de los sectores estratégicos de la economía. Medidas que sólo se pueden imponer en el marco de un proceso revolucionario amplio que haga intervenir conscientemente a la mayoría de la población para recuperar la soberanía nacional y construir no tan sólo una República, sino una República Social.

Algo que no va a hacer la clase política catalana, retoño muchas veces mimado del propio régimen del 78. Algo que, además, difícilmente se puede hacer sólo desde el escenario político y económico catalán.

Recordemos que las grandes empresas que han abandonado Cataluña no están formadas, realmente, por actores económicos catalanes. En su accionariado, como en el de todos los gigantes sistémicos de nuestra era, abundan los fondos de inversión transnacionales, los fondos soberanos de países emergentes, las multinacionales con accionariado cruzado y global, las familias de la alta burguesía internacional y los multimillonarios que, vivan donde vivan, pagan impuestos en pequeños paraísos fiscales.

La fantasía de una alta burguesía catalana nacionalista y patriota, dispuesta a sacar a sus país de las garras del centralismo español, gracias a su seny y su modernidad, erigida en gran tótem de la clase política del procés, no es más que eso, en la era de la globalización de las finanzas y de las empresas transnacionales: cuentos. Cuentos que se cuenta a la pequeña burguesía profesional y comercial para que no sea consciente de que el auténtico látigo que la disciplina no es la insurgencia obrera, sino la onerosidad de los créditos de las grandes entidades bancarias, la competencia global de los gigantes transnacionales, los oligopolios de la distribución, y la corrupción de la clase política.

La independencia real de Cataluña en el mundo de las bolsas globales, de las empresas transnacionales, de los grandes bloques socio-económicos y los países-continente, no es tan fácil. Sólo una Cataluña asociada a un amplio espacio ibérico, o incluso latino, de soberanía económica, construido desde una base federativa y radicalmente democrática, puede ser factible. Confederalismo ibérico, economía puesta al servicio del pueblo, mecanismos de democracia directa y de protagonismo popular, textura productiva de lo cercano y lo sostenible social y ecológicamente, fomento del  cooperativismo y de las formas de control obrero y de los usuarios en las grandes empresas y los servicios públicos, control de capitales, soberanía monetaria, financiación pública que permita la autodeterminación, también, en lo tecnológico, así como una economía del conocimiento y la innovación. Hegemonía de las clases populares en la forma de una República Social y Confederal Ibérica que elimine las castas parasitarias ancladas en el Régimen del 78 que impiden aumentar la productividad del trabajo y los derechos y servicios sociales para todos y todas.

Por supuesto, los compañeros catalanes (los sinceros, los que de verdad quieren cambiar las cosas) nos dirán que han esperado mucho para que la izquierda española propusiera todo esto y no lo ha hecho. Nos lo dirán y tienen razón: Podemos, con su marcado sesgo autoritario en la comprensión de la acción política y su clara tendencia a la acomodación en el seno de la “casta” parlamentaria del Régimen, ha sido un gran fiasco. Tienen razón, pero la historia no acaba ahora y, para el futuro, las clases populares de todo el Estado deberán aprender de la lección que comprendieron los sindicalistas que en 1910, en Barcelona, fundaron el organismo obrero más potente de su tiempo (la CNT): sólo unidos pueden vencer, como expresaba en un conocido relato de Blasco Ibáñez, los peces chicos al grande.

Unidad respetuosa de las diferencias, federativa, municipalista, democrática. Pero unidad al margen de las necesidades de las grandes familias políticas de nuestro tiempo, de esos grandes organismos que sólo existen para conseguir un  buen puesto retribuido para sus miembros y un espacio en la institucionalidad del régimen: unidad desde la base, desde la construcción de un pueblo fuerte y organizado, de un contrapoder efectivo que parta de las clases populares y genere una amplia alianza de trabajadores, precarios, excluidos y clase media en peligro de proletarización por las embestidas de los flujos financieros globales.

La construcción nacional, la auténtica independencia, sólo puede nacer de la independencia cooperativa de todos los pueblos de la Península y del Sur de Europa frente a su gran adversario: el capitalismo global y sus organismos políticos y económicos. La tribu de los ultra-ricos, los que hablan de la patria y de la democracia cuando les interesa, para imponer la austeridad, los recortes y la emergencia de la nueva pobreza. La independencia sólo puede nacer de la cooperación. La cooperación sólo es posible desde el respeto a la pluralidad y la más amplia democracia.  El principio federativo, pues, en contra del voto de los grandes capitales.

José Luis Carretero Miramar


Read more ...
Categories: Contra-info

Amigo pseudointelectual revolucionario, en el barrio pasamos de ti

Dg, 15/10/2017 - 12:15

Amigo “pseudointelectual ” o con complejo de ello, te invito que vengas un día al barrio. Pero deja tus libros y teorías en tu casa. No vengas a explicarnos nada. No vengas a decirnos nada.

Ven a escuchar. Simplemente a observar y escuchar. Te aseguro que lo que oirás y vivirás, no sale en tus libros ” superrevolucionarios”, ni se aprende en la comodidad de un sillón o biblioteca. Esto se vive de verdad.

No vengas a soltarnos que tienes la “poción mágica”, ” la clave”, para, “¡oh! gran salvador” sacarnos de nuestra miserable suerte. Estamos cansados de políticos y niñxs que juegan a la política o a la revolución desde sus comodidades, o desde sus forzadas, elegidas, y artificiales incomodidades. Nosotras no pudimos elegir. A nosotras fue lo que nos toco.

Amigo pseudointelectual, no nos vengas a hablar de clases obreras y de la fuerza del trabajo. Y menos desde tus posiciones. Nosotras odiamos el trabajo. Es nuestra esclavitud. La que nos aleja de nuestra vida y de la gente que realmente queremos. Aquí la mayoría no tiene trabajo, y quien si trabaja, lo hace por obligación. No nos deja tiempo ni energía para vivir, ni para estar con las nuestras.

No vengas a decirnos como tenemos que organizarnos ni lo que tenemos que hacer. Ya esta bien de iluminados que lo mas cerca que han estado del barrio es cuando su mama les ponía Barrio Sésamo en sus televisiones. Ven a aprender. Aunque sea un ratito. Y luego vuelves con tu hobby y pasatiempo favorito: prepararnos la revolución. Tú que puedes.

¿Te has parado alguna vez a escucharnos? ¿Sabes lo que sentimos, pensamos, vivimos? Si es así, sabrás lo muy lejos que estas de nosotras.

Por favor, deja de usarnos para tus “revoluciones” y ven, aunque sea a comprobar a qué huele el barrio. Se que si vienes, sera por decisión propia, porque así lo has elegido, dentro de tus opciones. No como nosotras, que no pudimos elegir. Se que quizás también si vienes, será para colgarte otra medallita “working class” y que si algo sale mal siempre puedes volver corriendo por donde has venido. Nosotras no tenemos escapatoria. Es nuestra vida. También te recuerdo que no es lo mismo pasarte por el barrio, que “sobrevivir con el barrio”. Ser parte de él. Evita ridículos.

Amigo pseudointelectual o ” revolucionarios de hobby” como decía un colega, deja de jugar con nosotras para alimentar tu propio ego. No nos interesas. ¿Aun no lo habías captado?

https://elrebenke.wordpress.com/2017/10/09/amigo-pseudointelectual-revolucionario-en-el-barrio-pasamos-de-ti/


Read more ...
Categories: Contra-info